¿Debería preocupar la falta de respuesta de Ecuador a las comunicaciones y solicitudes de visita de los expertos de la ONU?

Hoy lunes 1 de mayo de 2017 se llevará a cabo en Ginebra el tercer Examen Periódico Universal de Ecuador. Este es un proceso en el que cada uno de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas puede, según un orden sucesivo, poner en conocimiento de sus pares las medidas que ha adoptado para mejorar la situación de derechos humanos en su territorio.
Seguir leyendo

¿Debería preocupar la falta de respuesta de Ecuador a las comunicaciones y solicitudes de visita de los expertos de la ONU?

01 de Mayo de 2017 - Por: Daniela Bonilla

Hoy lunes 1 de mayo de 2017 se llevará a cabo en Ginebra el tercer Examen Periódico Universal de Ecuador. Este es un proceso en el que cada uno de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas puede, según un orden sucesivo, poner en conocimiento de sus pares las medidas que ha adoptado para mejorar la situación de derechos humanos en su territorio. Los demás Estados, a su vez, tienen la oportunidad de formular preguntas y recomendaciones.

Aunque durante este espacio se discutirán las principales preocupaciones de derechos humanos en Ecuador, es de gran importancia abrir el debate sobre la situación de las comunicaciones y las visitas por parte de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos.

Estos procedimientos especiales son mandatos que Naciones Unidas delega en expertos internacionales, quienes tienen la potestad de producir informes sobre la situación de un derecho humano específico alrededor del mundo, hacer visitas a los Estados para formularles recomendaciones, y comunicarles por escrito cuando existen alegaciones de violaciones de derechos humanos. Estas comunicaciones pueden ser conjuntas o individuales, dependiendo de si la denuncia se refiere a la violación de un solo derecho o de varios.

Durante las seis últimas sesiones del Consejo de Derechos Humanos se han emitido informes sobre las comunicaciones enviadas por estos expertos a todos los Estados, así como de las respuestas obtenidas por ellos, con el fin de tener en cuenta esta interacción para formular preguntas y recomendaciones durante el Examen Periódico Universal. La siguiente gráfica muestra los principales temas sobre los que los expertos del Consejo enviaron comunicaciones a Ecuador:

Según la información de la gráfica, tres temas han sido recurrentes en las comunicaciones durante los últimos años, por lo que deberían discutirse en profundidad a la hora de examinar la situación en Ecuador: la libertad de reunión y asociación pacificas (26 %), libertad de opinión y expresión (23 %) y la situación de los defensores de los derechos humanos (23 %).

Lo anterior es todavía más cierto si se tiene en cuenta que los expertos que han solicitado, sin respuesta, visitas al Estado ecuatoriano son precisamente los que trabajan los temas de libertad de opinión y expresión junto con libertad de reunión y asociación pacíficas. Y esto a pesar de que desde el 9 de enero de 2003 Ecuador extendió una invitación abierta a los expertos del Consejo de Derechos Humanos.

Según información de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, desde 1999 se han presentado visitas por parte de los relatores especiales a Ecuador, pero, desde el 2012, tales solicitudes han sido ignoradas por parte del Estado.

Durante 2016, el relator especial sobre la independencia de los magistrados y abogados y el de los derechos de los pueblos indígenas solicitaron visitas al territorio, pero estas nunca fueron contestadas y, por ende, no fueron realizadas. Entre 2012 y 2017 se han presentado solicitudes por parte de los expertos sobre detención arbitraria, derechos culturales, derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación y los derechos humanos de los desplazados internos.

En conclusión, las comunicaciones y las visitas por parte de los relatores de los procedimientos especiales deberían tenerse en cuenta durante en el Examen Periódico Universal puesto que Ecuador, como Estado miembro del Consejo de Derechos Humanos, al aceptar las visitas solicitadas por parte de los expertos estaría mostrando su interés por mejorar la situación de derechos humanos en su territorio y estaría contribuyendo al mejoramiento del sistema internacional de derechos humanos.