El derecho al desarrollo en la 36.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos

Este análisis busca identificar las principales ideas sobre el derecho al desarrollo discutidas en esta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el objeto de esbozar los actuales énfasis y desafíos en esta materia.
Seguir leyendo

El derecho al desarrollo en la 36.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos

02/10/2017 - Por: Ignacio Roncagliolo Benítez** | Foto: UN Photo / Jean-Marc Ferré

El derecho al desarrollo tuvo un lugar significativo en la 36.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra (CDH). En esta sesión, el relator especial de Naciones Unidas sobre el derecho al desarrollo presentó su primer informe y, asimismo, el Grupo de Trabajo sobre el Derecho al Desarrollo expuso sobre su labor. En ambas ocasiones, hubo un diálogo interactivo con los Estados miembros y observadores del CDH. Como resultado, el CDH aprobó una resolución específica sobre este derecho. Además, algunos eventos paralelos abordaron este tema. En este marco, el siguiente análisis busca identificar las principales ideas discutidas sobre el derecho al desarrollo durante la 36.ª sesión del CDH, con el objeto de esbozar los actuales énfasis y desafíos en esta materia.

En la presentación de su informe, el relator especial expuso sobre los antecedentes históricos y marco normativo del derecho al desarrollo en Naciones Unidas, aunque precisando que el debate acerca de este derecho no es simplemente jurídico, político o académico, sino que tiene, por cierto, una profunda importancia social (Alfarargi 2017). En ese sentido, es claro que los grupos más desaventajados y marginalizados de la sociedad son quienes requieren imperiosamente mayores avances en esta materia. No obstante, el relator especial expresó que “más de 30 años después de la aprobación de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, el derecho al desarrollo está lejos de ser universalmente reconocido y aún más de su plena aplicación” (Alfarargi 2017:3). Ello muestra que “existe una necesidad urgente de revitalizar el proceso de promoción de la aplicación” de este derecho (Alfarargi 2017:3).

Los obstáculos del derecho al desarrollo

De acuerdo con lo anterior, diversos Estados –en su inmensa mayoría del Sur global– celebraron el informe del relator especial con la esperanza de que su trabajo pueda contribuir a superar los obstáculos del ejercicio efectivo del derecho al desarrollo. En efecto, el informe del relator especial menciona como obstáculos (i) la politización, (ii) la falta de compromiso y (iii) las tendencias mundiales desfavorables (ONU 2017a). El primero se vincula con la disparidad de opiniones entre los Estados sobre el sentido y alcance del derecho al desarrollo; igualmente, la politización ha alcanzado el debate sobre la importancia relativa de la dimensión nacional del derecho al desarrollo (es decir, la responsabilidad de cada Estado en el cumplimiento de las obligaciones correlativas a este derecho) en relación con la dimensión internacional (a saber, el rol de otros Estados en el cumplimiento de sus compromisos de cooperación internacional) (ONU 2017a).

“El avance del derecho al desarrollo en el marco del CDH está estancado en una persistente discusión politizada como Norte-Sur.”

El segundo obstáculo, consecuencia de la politización, se refiere al bajo nivel de promoción, protección y cumplimiento de este derecho por parte de los Estados, pero también –en lo que a ellos les compete– por parte de organismos de Naciones Unidas y la sociedad civil; en ese sentido, el reducido nivel de conciencia y compromiso en su aplicación es una gran dificultad para avanzar en la agenda de desarrollo (ONU 2017a). En tercer lugar, distintos desafíos inciden como barreras en el avance del derecho al desarrollo, tales como crisis financieras, cambio climático, (falta de) adelantos tecnológicos, corrupción, privatización, tendencias nacionalistas, por nombrar solo algunas (ONU 2017a).

Debido a tales obstáculos, el avance del derecho al desarrollo en el marco del CDH está estancado en una persistente discusión politizada como Norte-Sur (representante de Malasia 2017; ONU 2017b). Por un lado, es cierto que el derecho al desarrollo ya se encuentra reconocido formalmente en una serie de instrumentos, resoluciones y documentos internacionales y regionales, y algunas de sus disposiciones también en el derecho internacional consuetudinario (representantes de Ecuador, Etiopía y Palestina*; Organización para la Cooperación Islámica (OCI), en ONU 2017b; ONU 2017a). De hecho, en tales fuentes se reconoce el derecho en análisis como un derecho humano universal, inalienable, indivisible, interdependiente e interrelacionado (ONU 2017a). Desde este punto de vista, cabe preguntarse cómo el Examen Periódico Universal (EPU) puede aportar para la realización del derecho al desarrollo y la Agenda 2030 (representante de Bangladesh*).

Por otro lado, sin embargo, visiones opuestas aún no encuentran un punto de acuerdo en temas tales como el contenido del derecho al desarrollo, rol de indicadores y los instrumentos más apropiados para la realización de este derecho (representante de la Unión Europea 2017). En ese sentido, cabe destacar que la Unión Europea (2017), el Reino Unido (ONU 2017b) y Suiza (*) reiteraron su posición contraria a la elaboración de una norma jurídica internacional de carácter vinculante, argumentando que esta no sería el mecanismo apropiado para lograr la efectiva realización del derecho en cuestión.

En respuesta, por ejemplo, Venezuela (*) y el Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL) (ONU 2017b) reafirmaron su postura acerca de la necesidad de un instrumento vinculante general en esta materia. Dichos Estados, junto con Sri Lanka (*), Nepal (ONU 2017b) y Pakistán (2017), también manifestaron la necesidad de acordar criterios y sub-criterios operacionales para la implementación y realización del derecho al desarrollo. Este debate dicotómico es más evidente en el Grupo de Trabajo sobre el Derecho al Desarrollo, por lo cual algunos Estados hicieron eco del análisis del relator especial acerca de la falta de impulso o parálisis del Grupo de Trabajo para llegar a acuerdos en estas materias (representantes de Indonesia e Irán*).

El rol de la cooperación internacional

En otro punto, el rol de la cooperación internacional para la realización del derecho al desarrollo fue abordado por varios Estados, teniendo presente de forma especial la situación de países en vías en desarrollo de bajos ingresos, insulares, con conflictos armados o sin litoral. Estados del Sur global insistieron en la importancia de la cooperación internacional y el global partnership (en relación con el ODS 17, a saber, la revitalización de la alianza mundial para el desarrollo sostenible) para el cumplimiento de la Agenda 2030 (representantes de Argelia, Indonesia, Libia, Maldivas, Siria y Sudáfrica*; en el mismo sentido el MNOAL y la OCI, en ONU 2017b). Toda vez que la cooperación es uno de los propósitos de Naciones Unidas (representante de Egipto*) (véase, Carta ONU 1945 arts. 1, 55 y siguientes; también, ONU 1986 arts. 1, 3 y 4), el rol de la cooperación internacional no es de caridad, sino de solidaridad y equidad, donde los Estados puedan contar unos con otros (representante de Togo*). Al respecto, cabe mencionar que en 2018 se realizará el Foro de Cooperación para el Desarrollo, que “se centrará en el papel clave de la cooperación Sur-Sur y Triangular en la implementación de la Agenda 2030” (ONU Noticias 2017: s.p.).

Ahora bien, para los países del Sur global no se trata de que la realización del derecho al desarrollo sea responsabilidad (exclusiva) de la cooperación internacional. Por el contrario, reconocen que el desarrollo nacional es responsabilidad primordial de cada Estado (representante de Togo*). No obstante, como contrapunto, se enfatizó que un (bajo) nivel de desarrollo y, en particular, económico de un Estado no puede ser una justificación para la violación de derechos humanos (representante de Estados Unidos*). Lo que se requiere entonces es un correcto equilibrio entre el deber de cada Estado de avanzar en el desarrollo sostenible de su nación y, por otro lado, el cumplimiento de los compromisos en materia de cooperación por parte de la comunidad internacional (Representante de Arabia Saudita*). Sin perjuicio de ello, también fue precisado que la cooperación se debe efectuar sin imponer condiciones (representante de Egipto*), respetando los principios de autodeterminación y no injerencia, en cuanto cada Estado es soberano para decidir –en el marco del respeto a los derechos humanos– la vía de desarrollo que adopta (representante de la Federación Rusa*).

Corolario: Resolución de la 36.ª sesión del CDH sobre derecho al desarrollo

Al término de la 36.ª sesión del Consejo se aprobó en votación dividida una resolución sobre el derecho al desarrollo (versión final aún pendiente de ser publicada). En efecto, la votación reflejó las posturas en el debate en el CDH: 31 votos a favor (totalidad de países de África y América Latina, excepción hecha de Panamá, y la mayoría de los países asiáticos), 11 en contra (mayoría de los países de Europa más Estados Unidos y Japón) y 4 abstenciones (algunos países europeos más Corea).

La resolución recoge buena parte de los puntos descritos previamente. En el preámbulo, el CDH hace referencia a los antecedentes históricos del derecho al desarrollo, la responsabilidad primaria de cada Estado en la realización de este derecho humano y la importancia de la cooperación internacional para coadyuvar en esa dirección, y la necesidad que los Estados participen constructivamente en el debate sobre la implementación de este derecho, entre otros aspectos (ONU 2017c). Con base en ello, cabe destacar que el CDH requirió a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos que asigne recursos suficientes para la realización de proyectos tangibles que visibilicen el derecho al desarrollo. Asimismo, requirió al Grupo de Trabajo que finalice –preferiblemente en su próxima sesión– la discusión sobre criterios y subcriterios operacionales para la implementación de este derecho con el fin de avanzar en la aplicación práctica de tales estándares y analizar instrumentos internacionales vinculantes sobre la materia (ONU 2017c).

“Es momento para que los Estados, las Naciones Unidas y la sociedad civil enfoquen sus energías en abordar las formas y medios de implementación del derecho al desarrollo y la Agenda 2030, sin dejar a nadie atrás.”

Tomando todo en consideración, en particular los obstáculos para el ejercicio efectivo del derecho al desarrollo y la posibilidad de revitalizar el proceso de promoción de este derecho con el trabajo del relator especial, cabe señalar finalmente que no se debe ceder ante la politización del debate sobre los aspectos conceptuales del derecho al desarrollo y, por el contrario, es momento para que los Estados, las Naciones Unidas y la sociedad civil enfoquen sus energías en abordar las formas y medios de implementación del derecho al desarrollo y la Agenda 2030, sin dejar a nadie atrás.

Referencias

Alfarargi, S. (2017) Statement to the thirty-sixth session of the Human Rights Council by Mr. Saad Alfarargi, Special Rapporteur on the right to development, 13 September 2017.

ONU (1945) Carta de las Naciones Unidas, Naciones Unidas.

ONU (1986) Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, 4 de diciembre de 1986, Naciones Unidas, Asamblea General.

ONU (2017a) Informe del Relator Especial sobre el derecho al desarrollo, A/HRC/36/49, Naciones Unidas, Consejo de Derechos Humanos.

ONU (2017b) Informe del Grupo de Trabajo sobre el Derecho al Desarrollo acerca de su 18.° período de sesiones (Ginebra, 3 a 7 de abril 2017), A/HRC/36/35, Naciones Unidas, Consejo de Derechos Humanos.

ONU (2017c) Draft resolution. The right to development, A/HRC/36/L.13/Rev.1, Naciones Unidas, Consejo de Derechos Humanos.

ONU Noticias (2017) La cooperación entre países en vía de desarrollo, a debate en Argentina.

Representante de Malasia (2017) Statement by Ms. Syuhada Adnan, First Secretary, Permanent Mission of Malaysia to the United Nations Office and other international organizations, Geneva. Item 3: Interactive dialogue with the Special Rapporteur on the right to development.

Representante de Pakistán (2017) Statement by Pakistan on behalf of OIC for Individual ID with SR on the right to development.

Representante de la Unión Europea (2017) Interactive Dialogue with the Special Rapporteur on the right to development. EU Intervention.

* Esta referencia se basa en las notas tomadas por el autor durante la 36.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza.

**Abogado, P. Universidad Católica de Valparaíso, Chile, y MSc International Development: Poverty, Inequality & Development, University of Manchester, UK.